Facebook Twitter Google +1     Admin
20110203181602-libros.jpg

Cuando hablamos de diagnóstico es necesario en primer lugar comprender el concepto, apropiarse de él y contextualizarlo al espacio determinado en que nos movemos. Así cuando hablamos de diagnóstico social nos referimos de forma especial a un tipo de diagnóstico, donde confluyen una serie de elementos y aspectos de la vida de las personas y de la realidad micro y macro social y mundial.

 

Diagnóstico se puede definir de múltiples formas y por tanto ninguna está totalmente equivocada, sin embargo un concepto de diagnóstico supone algunos elementos que le son propios entre ellos están: se hace referencia a una situación, se hace referencia a un momento histórico, se hace referencia a unas condiciones socioculturales.

 

Diagnóstico finalmente podemos definirlo como un “vídeo de la vida cotidiana” que nos permite identificar factores y situaciones que se están produciendo en un entorno determinado que llamamos espacio del diagnóstico. Este diagnóstico no determina acciones sino que el análisis de él nos permite identificar situaciones factibles de intervenir o transformar y otras en las cuales no es posible.

 

Haciendo una analogía con el diagnóstico médico, al diagnosticar un paciente es necesario no solo determinar la dolencia y el que lo provoca, sino que un análisis de los datos en su conjunto determinan los pasos a seguir.

Diagnóstico es operativamente, es decir, desde la planificación la primera etapa de toda intervención social. Ahora bien en la realidad el diagnóstico no se separa de la intervención y de las acciones dado que la sola presencia de un agente externo modifica el paisaje social y provoca cambios conductuales en las personas. La acción del diagnóstico radica en levantar, hacer evidente situaciones y aspectos que no son percibibles a simple vista y que nos entregan una visión global del entorno social donde se desarrolla la vida de las personas. Esta situación se fundamenta en la visión personal de cada uno, desde su visión identifica aspectos más o menos relevantes y por tanto todo diagnóstico debe ser compartido y revisado por más de una persona, con más de una fuente de información y manifestando de forma clara las apreciaciones personales de los datos objetivos, subjetivos e intersubjetivos.

 

Como decíamos el concepto Diagnóstico no tiene, ni puede tener una sola definición conceptual sino que su contenido radica en aspectos que debe contener. Así todo diagnóstico debe mostrar, cual vídeo, la realidad que se descubre para que cualquiera que no conozca el entorno sea capaz de visualizarlo e identificar los aspectos relevantes de los grupos o personas y pueda a partir del análisis determinar las mejores acciones. Por ello la realización de un “Buen Diagnóstico” es fundamental para el desarrollo de una buena intervención.

 

Comentarios  Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next